Alergia al sol

Llega el verano y el buen tiempo para tomar el sol. Sin embargo la piel de muchas personas responde ante las exposiciones solares porque padecen alergia al sol. Los médicos la llaman urticaria solar, que aparece después de exponerse al sol.

En este artículo:

  1. Página 1: Alergia al sol
  2. Página 2: ¿Cómo se trata una alergia al sol?

Este tipo de alergia es bastante infrecuente ya que, de hecho, se da en menos del 2% de la población. La alergia al sol es una reacción de la piel, como respuesta a la exposición a los rayos UVA o los rayos UVB. También se le conoce como reacción fotoalérgica y se establece cuando hay alguna sustancia, que al asociarse a la exposición solar sensibiliza la piel generando una reacción alérgica. En la mayoría de los casos se produce por la mezcla de la luz solar con ciertas sustancias o medicamentos, cremas solares, maquillaje, perfumes, cremas hidratantes, desodorantes u otras sustancias que aumentan la sensibilidad al sol. Y eso produce que algunas personas después de echarse una crema solar y exponerse al sol, sufran una erupción rojiza en la piel. La causa exacta de esta alergia es desconocida. No existe ningún grupo o colectivo con una especial tendencia a este tipo de alergia.

Los síntomas

Los síntomas aparecen en cuestión de minutos, de horas o días después de la exposición solar. La inflamación sólo aparece en las partes del cuerpo expuestas al sol, como la cara, el cuello, las manos y los brazos. Los síntomas más característicos de las reacciones alérgicas son:

Weitere Artikel

  • Picor intenso
  • Erupción
  • Pequeñas ampollas en la piel
  • Enrojecimiento de la piel

Si tu hijo se acostumbra al sol pueden llegar a desaparecer los síntomas producidos por este.

Procedimientos para los alérgicos

Si descubres algún indicio de que tu hijo padezca una alergia, llévalo al alergólogo para hacerle una prueba. En primer lugar, tu médico estudiará tus antecedentes médicos. Tus respuestas proporcionarán una primera evidencia. El diagnóstico del médico se basará en esta investigación. Luego se expondrá un área de la piel del paciente con luz UV para provocar los síntomas típicos de la alergia al sol. Esto es conocido como fotoprovocación.