Limpiar los dientes de leche

Finalmente salió, ¡el primer diente del bebé! Para que su boca se mantenga sana la limpieza debe realizarse desde el principio, incluso antes que le salga el primer diente. Aquí te contamos cuál es el correcto cuidado de la boca del bebé, de sus encías, sus primeros dientes de leche y el cepillado.

El cuidado dental comienza antes de que salgan los primeros dientes del bebé, y por ello debes tener algunas cosas en cuenta.

Cuidado bucal antes del primer diente

Durante el embarazo, la dieta de la madre influirá en lo saludables que nacerán estos dientes, después el alimento del bebé también tendrá relevancia (cuanto mas calcio y vitamina D se tome en las comidas, mejor). Es importante que sepas que las bacterias y caries que podría haber en tu boca son muy fáciles de traspasar al lactante, por ejemplo, cuando tu pones algo en tu boca, ya sea una cuchara o el chupete del bebé, y luego éste lo coge, podría estar efectuándose el contagio. Aunque no es lo más común, el bebé puede tener bacterias incluso antes de que salga el primer diente.


Cuanto antes de empieces con el cuidado dental del bebé, sus pequeños dientes estarán mejor protegidos contra la caries.

Weitere Artikel

¿Cuando empezar a cepillar los dientes de leche?

Mientras no tenga dientes se deben limpiar las encías del bebé con un paño limpio y húmedo. Si no se limpian bien los restos de alimentos que quedan alojados dentro de las encías, es probable que niño sufra de infecciones.
Apenas comienza el crecimiento de los dientes, se debe empezar con el cuidado dental. Al principio es suficiente con un cepillado al día, ya sea en la mañana o en la noche: el cepillo de dientes debe ser pequeño, con cerdas muy suaves y cortas. Una vez que han crecido todos los dientes es necesario dos cepillados al día.

¿Cómo se limpian correctamente los dientes de leche?

Cuanto más pronto empieces con el cuidado dental de tu bebés, los dientes y la cavidad bucal estarán mejor preparados. Sin embargo, en esta edad no debes usar un cepillo de dientes normal, como el que usas para ti.

  • Muy útiles son los cepillos que son como una funda para el dedo con un cepillo de goma. Se colocan en el dedo índice y se realiza el cuidado dental con precisión y la fuerza apropiada. También se puede utilizar para masajear las encías cuando hay picazón durante la salida del diente.
  • El mercado ofrece ahora cepillos de dientes con pequeños granitos. Son ideales para limpiar los primeros dientes de los niños de hasta 1 año y medio.
  • Una alternativa a estos cepillos de granitos son los cepillos de dientes con las cerdas muy finas, con un cepillado muy suave.

A partir de los dos años tu hijo puede utilizar él solito el cepillo de dientes. Un bonito cepillo de dientes infantil es una buena idea para que se cepillen los dientes a gusto. Los hay de muchos colores, con formas divertidas, con personajes de dibujos infantiles, con capuchón, con piés para que se aguanten derechos... Para saber a partir de cuando los niños pueden limpiarse los dientes por sí mismos puedes encontrarlo en el artículo ¿Cuándo puede limpiarse los dientes solo?

¿Cuando puede participar el bebé?

Pero ¿en qué momento el bebé puede participar? Lo mejor que puedes hacer es introducir el tema desde bien pequeño, como un juego, para que lo vea como algo normal.

  • Ejemplo: El cepillarse los dientes un niño lo aprende mejor a través de la imitación. Deja que tu bebé te vea mientras te cepillas los dientes. Si él te observa verá que el cepillado de los dientes es normal y se acostumbrará a ello rápidamente. Lo mejor sería que siempre que sea posible que el bebé esté presente cuando te cepilles los dientes.
  • Jugar con cepillo de dientes: Comienza lo antes posible a dar el cepillo de dientes al bebé y que tenga sus primeras experiencias con él. Si tu hijo puede tener su propio cepillo de dientes, se sentirá independiente y mostrará interés por el cepillo de dientes.
  • Limpiar los dientes de mamá: Puedes dejar que el bebé te cepille algunas veces los dientes. Luego el juego es inverso, le cepillas tu los suyos. Así lo verá como algo divertido y distraído y le gustará cepillarse los dientes.

Cómo motivar a tu niño para que quiera cepillarse los dientes puedes encontrarlo en nuestro artículo Cepillarse los dientes también es divertido. Es importante que los niños aprendan desde el principio una buena técnica de cepillado. Primero se los limpias tu, luego se los limpia él y finalmente tú de nuevo. Con el tiempo el niño va a tomar más y más protagonismo hasta que pueda limpiarse los dientes solo. A nivel general los niños no pueden limpiarse correctamente bien los dientes hasta el final de la escuela primaria.

Cuando usar pasta de dientes

A partir de los dos añitos de edad el niño debe cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta dental con fluoruro. Si el niño toma complementos de flúor debes evitar que use pasta de dientes con flúor, para prevenir una ingesta excesiva de fluoruro. En nuestro artículo Hilo dental y pasta de dientes tienes más información sobre lo que debe saber a la hora de comprar una pasta dental para tu hijo.

Con el bebé al dentista

A partir del segundo año de vida deberías llevar a tu hijo al dentista. Con mucha paciencia y cariño esta primera visita al dentista puede ser una aventura y pasar sin problemas. Una idea es que lleves a tu pequeño a una visita tuya del dentista. El dentista puede echar un vistazo a su boquita, y si no hay nada que ver no debes volver, de momento, al dentista. Si hay diferencia en el color del diente, especialmente alrededor de la línea de la encía, es importante que lleve al bebé inmediatamente al dentista. Esa puede ser la primera señal de caries infantil. ¡Todavía estás a tiempo de prevenirla!

Más información sobre el cuidado de los dientes los encontrarás en nuestra sección Dientes de leche y salud dental.