Bajar la fiebre en bebés y niños

En algunos casos es posible bajar la fiebre de forma natural: hacer reposo, beber mucha agua o zumos y utilizar compresas frías ayudan a combatirla. Algunos medicamentos pueden bajar la fiebre, sin embargo, si tu hijo tiene fiebre lo mejor es el consejo de tu médico. Recuerda que bajar la fiebre no es lo mismo que combatir aquello que la está causando.

Lo que debes hacer en caso de fiebre

Cuando tu hijo tiene fiebre se puede sentir cansado y apático. Como madre sufrirás con él y le darás toda tu atención. La fiebre en sí no es un motivo de preocupación porque es una reacción de defensa natural del cuerpo. Existen medidas que pueden aliviar los síntomas y ayudar al pequeño cuerpo de tu hijo a bajar la fiebre.

  • Reposar en la cama: Lo mejor para bajar fiebre es reposar en la cama. Cuando la fiebre desaparezca, tu niño probablemente va a querer volver a jugar. Los niños suelen ser muy inquietos y lo mejor es que tu hijo se cure bien para que no tenga una recaída. Por lo tanto, debes asegurarte de que tu hijo descanse lo suficiente. Si tu hijo tiene fiebre alta debes intentar bajar la fiebre con fármacos bajo consejo médico.
  • Bebidas: La sudoración hace que los niños pierdan mucho líquido. Sin una hidratación adecuada, el cuerpo no puede luchar con eficacia contra los agentes patógenos ni bajar la fiebre. Además, las sustancias tóxicas no son expulsadas y se acumulan en el cuerpo. Debes asegurarte de que tu hijo beba mucho. Lo mejor es ofrecerle agua o zumos a intervalos regulares.
  • Alimentación: Cuando los niños tienen fiebre suelen tener poco apetito. Ofrécele comidas fáciles de digerir, como una sopa o un puré de manzana, pero no lo obligues a comer.
  • Limpieza: Asegúrate de cambiar las sábanas y las toallas con regularidad.
  • La habitación: No debe estar demasiado caliente ya que las membranas mucosas oral y nasal se pueden secar rápidamente. Además, el calor favorece que los virus se multipliquen y no ayuda a bajar la fiebre. Puedes ventilar su habitación de manera regular, pero asegúrate de que tu hijo no se exponga a las corrientes de aire.
  • Medir la temperatura con regularidad: Debes comprobar la temperatura de tu hijo con regularidad y ver su evolución. Cuando lo lleves al médico, te preguntará por la evolución que ha tenido su enfermedad.
  • Ropa de cama: Debes retirar el exceso de ropa. Utiliza sábanas frescas y ropa ligera para dormir. Un baño con agua tibia o con una esponja puede ayudar a refrescar a tu bebé y bajar su fiebre.

Weitere Artikel

Bajar la fiebre disipando el calor

Algunos remedios caseros para bajar la fiebre tiene un efecto llamado disipador del calor. Este efecto lo provocan, por ejemplo, las compresas frías, que producen un agradable efecto refrescante y agradable..

  • Compresas frías: Las compresas o apósitos fríos son un conocido remedio casero para bajar la fiebre que tiene un efecto bastante inmediato. Se trata de aplicar las compresas o apósitos directamente encima del cuerpo. Estos actúan a los pocos segundos proporcionando una sensación agradable y beneficiosa.
  • Apósitos de vinagre y agua: También las compresas o apósitos de vinagre y agua son una buena alternativa a las compresas frías. El vinagre tiene un efecto refrescante y relajante muy beneficioso para bajar la fiebre de tu hijo.

Bajar la fiebre mediante el sudor

La sudoración procura y acelera el descenso de la fiebre. Pero asegúrate que beba lo suficiente puesto que el exceso de sudor hará que pierda mucho líquido. Con estos medios puedes hacer que el pequeño sude y lograr así bajar su fiebre.

  • Baño: Un baño contra el resfriado puede aliviar los síntomas de tu niño y asegurar su bienestar. Llena la bañera con agua entre 38 ° y 40 ° C y añade 3-4 gotas un aceite esencial (mentol, eucalipto, tomillo) o un aditivo para el baño, especialmente los que están pensados para el resfriado. El aroma despejará el niño y el calor del agua le hará sudar con lo que podrás bajar su fiebre.
  • Infusiones: Ciertas hierbas tienen un efecto sudorífico. Estimulan el metabolismo y favorecen la sudoración que ayudará a bajar la fiebre.

Descubre en nuestro artículo “Remedios caseros contra la fiebre” más métodos de toda la vida para bajar la temperatura, mediante el sudor o los paños húmedos.

Bajar la fiebre con medicamentos

Si tu hijo no puede dormir a causa de la fiebre, antes de darle cualquier medicamento para bajar la fiebre debes consultarlo con el pediatra, porque no todos los medicamentos son adecuados para todos los niños. Los antitérmicos para la fiebre se pueden conseguir en la farmacia y los hay solubles, en forma de jugo o incluso como supositorios. La dosis debe prescribirla el médico y no debes tomar ninguna decisión de cambio al respecto sin su supervisión. Descubre aquí cuándo es necesario ir al médico a causa de la fiebre.