Medicina natural para bebés

Incluso para su bebé, puede utilizar las hierbas medicinales para aliviar el dolor y la cura de enfermedades. Aquí te mostramos lo que se recomienda en la atención y la cura de las dolencias más comunes en los bebés.

Con el nacimiento, tu bebé sale del entorno de protección de tu vientre. Este extraño nuevo mundo representa un montón de novedades para tu bebé, pero también presenta algunos problemas. No es necesariamente una razón para preocuparse si el bebé llora y llora. Sin embargo, debes prestar mucha atención a posibles síntomas. Algunas dolencias pueden incomodar más a tu bebé y, por tanto reforzar el llanto. Sie n las primeras semanas observas con atención a tu bebé, puede que detectes a tiempo pequeños problemas potenciales. Las hierbas medicinales pueden ayudar a aliviar el dolor y el proceso de curación.

En la siguiente lista te detallamos las dolencias más comunes en los bebés y cómo la medicina natural puede aliviarlas. No olvides que no sólo el uso de medicamientos químicos, sino también la medicina natural requiere una dosificación precisa. Por lo tanto no olvides preguntar a la matrona o al pediatra todas tus duda, ya que pueden darte más consejos.

  • Dolor abdominal: El estómago de tu bebé necesita tiempo para acostumbrarse todavía a la nueva forma de nutrición, y por lo tanto la indigestión y dolor abdominal en bebés son comunes. Si tu bebé llora más de lo normal, le produce muchos ruidos el estómago o le detectas mucha hinchazón, puedes probar con el te de hinojo o de rooibos para aliviar los problemas digestivos y activar de una forma suave el tránsito intestinal. Lee más en nuestro diccionario de hierbas sobre el funcionamiento y el uso del hinojo y el rooibos.
  • Flatulencia: La flatulencia suele ser causada por la ingestión de aire o por la formación de demasiados gases en el intestino. A menudo la hinchazón causada en los bebés se debe a una ingesta demasiada rápida de a leche materna o los alimentos lácteos. La flatulencia puede causar dolor abdominal en el recién nacido. Para aliviar el dolor de estómago puedes confiar en las plantas medicinales tradicionales como la manzanilla, la melisa (o toronjil) el anís y el comino. En nuestro léxico de hierbas encontrarás de qué formas puedes darle estas plantas a tu bebé.
  • Curación del ombligo: Puede que el ombligo del recién nacido esté hinchado, con sangre, pus o que produzca mal olor, cosa que puede complicar la cicatrización. Puedes favorecer la cura y la correcta cicatrización realizandole un suave masaje con ungüentos que contienen, por ejemplo, el espino cerval de mar (conocido también cómo bayas marítimas), la caléndula y el árnica. Si el ombligo no está todavía curado después de dos semanas entonces te recomendamos acudir a tu matrona o directamehte al pediatra. En nuestro léxico herbario puedes encontrar más información sobre el espino cerval, la caléndula y el árnica.
  • Inflamación de los ojos: Los bebés a menudo sufren de una conjuntivitis infecciosa. Puede ser que el tejido conjuntivo de tu pequeño se hinche y los ojos se le peguen con una especie de pus o moco. Después de consultar con tu matrona, doula o el médico puedes hacer el tratamiento de la inflamación con caléndula, un tratamiento que se puede comprar en la farmacia. Encuentra en nuestra enciclopedia de hierbas los usos beneficiosos de la caléndula.
  • Dientes: Entre el quinto y el décimo mes aparecen, en la mayoría de los bebés, los primeros dientes. La salida de los dientes puede ser muy dolorosas para el bebé. Para aliviar el dolor, puede confiar en las Flores de Bach o la salvia. En la nuestra pequeña enciclopedia de plantas medicinales encuenra cómo puede ayudar la salvia o las Flores de Bach en las dolencias de dientes.
  • Cólicos: Un bebé con cólicos puede llorar y llorar más de tres horas al día y más de tres días a la semana. Un bebé con cólicos lo pasa mal, sufre y no puede calmarse. En general, los cólicos en el bebé no son peligrosos, ni dañinos, pero si llora mucho y muy seguido no está de más consultar a un médico para descartar una enfermedad grave. La menta gatuna o albahaca de gatos (Nepeta cataria) puede ayudar a tu bebé a calmarse. En nuestra enciclopedia de hierbas, puedes aprender cómo y para qué aplicar la menta gatuna.
  • Hongos del pañal: Este tipo de hongo, comúnmente llamado también candidiasis del pañal, puede ir apareciendo durante toda la etapa de pañales de tu pequeño, ya sea directa o indirectamente transferidos por el contacto con productos alimenticios o de higiene. La salvia inhibe la aprición de los hongos y puede aliviar la inflamación. En nuestra enciclopedia de Plantas Medicinales puedes aprender más acerca de la salvia y su uso contra los hongos. La manzanilla también puede ayudar a candidiasis bucal.
  • La costra láctea: se trata de una erupción con costra que puede aparecer en la cabeza y el rostro de su hijo, y puede ser producida por la leche. Las costras de color amarillo-marrón aparecen en muchos casos en la cabeza de los bebés después del tercer mes de vida. Productos a base de plantas que contienen el ingrediente del pensamiento salvaje (o viola tricolor) puede ayudar con la costra láctea. Reduce el picor y el enrojecimiento que produce. Obtén más información sobre el efecto del pensamiento salvaje en nuestra enciclopedia de hierbas.
  • Catarro: El catarro suele preceder o ir acompañado de un resfriado o la gripe. Se produce una inflamación de las membranas mucosas nasales de tu bebé y dificulta la respiración. Beber y dormir se convierte en una tarea complicada debido a que el pequeño debe aprender respirar por la boca y no por la nariz. Las flores de tilo y la saxífraga contienen ingredientes activos que pueden ayudar a tu niño con un resfriado. Más información sobre el uso adecuado de la tila y la saxífraga en nuestra enciclopedia de hierbas.
  • Fiebre: La fiebre no es una enfermedad sino un síntoma, y demuestra que el cuerpo del bebé está luchando contra una enfermedad. La temperatura corporal aumenta, la respuesta inmune del cuerpo se acelera. Incluso sin medicación, puedes combatir la fiebre de tu bebé con elementos de la naturaleza. En nuestro léxico de plantas medicinales infórmate de las propiedades del tomillo, las flores de tilo y la manzanilla, en la reducción de la fiebre.
  • Lesiones en el parto: En el momento de nacer puede que una estrechez del canal le produzca pequeñas heridas al bebé, como por ejemplo contusiones. Las hierbas medicinales pueden acelerar la curación de heridas. En nuestro diccionario de hierbas puedes encontrar más información sobre la hierba de San Juan que debe ser aplicada en forma de aceite en la herida. Sin embargo si hablamos de pequeñas deformaciones no descartes acudir a un buen osteópata: tratará de corregir la deformación del hueso del cráneo con una presión suave.

Weitere Artikel

Puedes encontrar más consejos sobre curación natural en problemas y dolencias: