Querer a un niño adoptado como uno de propio

¿Se puede amar a un niño adoptado igual que a un hijo biológico? Muchas parejas que han decidido adoptar se plantean esta pregunta, sobretodo cuando ya existe un hijo biológico en la família.

Es de suponer que las parejas tienen un niño adoptado si no se ven capaces de sentir amor por este niño. La pareja, o la persona que se devide por este niño está dispuesta a cumplir con todas las condiciones de una adopción. Pero acecha la duda, ¿el amor hacia un niño adoptado será el que se sentirían incluso para un hijo biológico? Muchos factores juegan un papel en el desarrollo del amor.

El desarrollo en el útero

Si una mujer quiere tener un hijo, recibir la notícia que está embarazada es, en casi todos los casos, un motivo de gran felicidad. En esos nueve meses de cuenta atrás hasta la llegada del niño, es una sensación de  gran felicidad sentir como el pequeño crece. Después llega el nacimiento del hijo, una experiencia emocionante tenerlo finalmente en brazos. Estas experiencias no se viven cuando se trata de un niño adoptado, aunque muchos padres de niños adoptados te dirían que sí pero de otra forma.

Weitere Artikel

¡Has luchado mucho por este niño!

Pero para un niño adoptado has esperado mucho, has tenido que afrontar muchos retos, largos procesos, esperas... así que cuando finalmente se resuelve, el sentimiento de felicidad es igualmente muy fuerte. Será a partir de ahora, del momento en que le conoces, que la relación física y la intimidad tienen que ser construidas, debido a que la confianza con un niño adoptado, tu nuevo hijo, tiene que formarse y crecer.

La edad del niño adoptado en el momento de la adopción

La edad del niño adoptado determina qué parte, y qué cantidad de su crecimiento te has perdido. Si el niño adoptado es pequeño, ha entrado en vuestra familia en la infancia, lo alimentarás, verás sus primeros pasos, y si aún no sabía hablar oirás las primeras palabras y frases.

Si conoces a tu hijo adoptivo cuando es un poco mayor, siempre hay etapas de desarrollo y algunos años que te has perdido. En algunos casos puede ser difícil sentir un amior muy fuerte hacia el niño adoptado tan sólo al verle, aunque para muchos padres el sentimiento es igual de fuerte que en un hijo biológico cuando te lo ponen en brazos por primera vez. Ten en cuenta que con las experiencias compartidas, los momentos, los recuerdos... pueden hacer crecer el amor. Debes ser consciente que este tiempo será necesario.

La apariencia del niño adoptado es distinta

Un hijo biológico se asemejará seguramente a la madre o al padre biológicos, rasgos idénticos o parecidos que hacen que día a día veas cosas de ti en él que favorecen la confianza, el afecto. En el caso de una adopción, sobretodo si es internacional, tu hijo será seguramente muy distinto a ti. Un niño, adoptado o no, se hace, crece y se asemeja a sus miembros de la família mediante la convivéncia, mediante la educación, el cariño, el compartir. La diferéncia física será una evidencia para un niño adoptado, que no lo sea para ti ni para el resto de tu familia.

Los valores, el amor y la vida en común hacen de un niño adoptado tu hijo

Sólo porque físicamente no os parecéis, eso no significa que no podáis establecer lazos comunes. Compartir y experimentar cosas con el niño adptado , creando recuerdos que darán forma a vuestra relación y vuestro afecto, hacerle partícipe de la vida familiar, que se sienta uno más.... Tu hijo va a crecer con la moral y el comportamiento que se comparta en casa, y por eso desarrollará una actitud similar en muchos aspectos y gustos. Es en estos puntos que un niño adoptado pertenece o no a una familia, es en estos rasgos en que todos, incluso tú y tu pareja váis a ver en él que se trata de vuestro hijo. A ser una familia también se aprende.

Más información sobre la adopción

Si tienes un niño adoptado o quieres ionformarte sobre la adopción puedes consultar los artículos Las preguntas más comunes acerca de la adopción y Requisitos para la adopción. Encuentra otros artículos sobre este tema en la sección Adoptar.