La ligadura de trompas

La ligadura de trompas es un método de esterilización femenina ampliamente utilizado para prevenir el embarazo de manera permanente. En este proceso se hace una ligadura de trompas de Falopio de manera que se impide que los óvulos puedan llegar a entrar en el útero. Para saber más detalles sobre esta intervención, sigue leyendo.

Ligadura de trompas y vasectomía

Si una pareja decide prevenir el embarazo de forma permanente, la esterilización puede hacerse tanto en hombres como en mujeres. Mientras que en los hombres se trata de bloquear los conductos deferentes, en la mujer se lleva a cabo mediante la ligadura de las trompas de Falopio impidiendo que un óvulo puede ser fecundado.

¿Cómo funciona la ligadura de trompas?

En la esterilización femenina mediante ligadura de trompas se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico que se realiza generalmente bajo anestesia general.  La operación está siempre precedida por un examen completo por un ginecólogo, en el que los órganos internos son examinadas con ultrasonido y se hace un análisis completo de sangre.

La operación de ligadura de trompas tarda entre unos 45 minutos y 1 hora y se  el procedimiento puede hacerse por minilaparotomía, la que se practica con anestesia local y sedación suave, y la laparoscopia, que requiere anestesia general. El método más utilizado es la laparoscopia. La ligadura de trompas no afecta la lactancia ni interfiere con las relaciones sexuales, y no presenta los efectos secundarios asociados a otros métodos anticonceptivos temporales. Ninguna afección médica restringe el derecho de una mujer de utilizar este método.

Cuando se realiza una ligadura de trompas por laparoscopia se inserta a través de una pequeña incisión debajo del ombligo, un dispositivo óptico, llamado laparoscopio en el abdomen. Usando esta pequeña cámara de video se puede observar exactamente lo que el cirujano hace durante la cirugía. Antes de la esterilización propiamente dicha, se llena la cavidad abdominal con gas CO2 con el fin de ensanchar el abdomen y  facilitar la vista al cirujano.

El instrumental quirúrgico necesario para la ligadura de trompas se introduce en el cuerpo a través de nuevos y pequeños recortes en la zona abdominal.  A menudo, incluso se inserta un instrumento en la vagina que permite mover el útero durante la operación.

La ligadura de trompas se puede realizar de diferentes maneras. Las trompas de Falopio se cierran ya sea soldadas mediante el calor o la electricidad. También pueden ser cortadas con un corte. Todos estos métodos tienen como resultado que la mujer sea infértil porque el óvulo ya no en puede llegar al útero y los espermatozoides  no pueden entrar en las trompas de Falopio.

Antes de concluir la operación en muchos casos se coloca un drenaje en el abdomen para que el líquido de la herida resultante puede fluir a partir de ahí. El tubo de drenaje, al igual que los hilos de la costura, se retira una vez el proceso de cicatrización de la herida está un poco más avanzado. Esto suele producirse al cabo de unos días.

Weitere Artikel

Riesgos durante la ligadura de trompas

Dado que es la esterilización vía ligadura de trompas en comparación con la vasectomía en los hombres es un procedimiento quirúrgico mayor, también se asocia con un mayor potencial de complicaciones. Durante la operación puede, por ejemplo, que los órganos adyacentes, los tejidos o los nervios se lesionen accidentalmente, lo cual puede causar hemorragia, parálisis o entumecimiento. La función de la vejiga puede igualmente verse afectada de forma temporal. Si la cicatriz de tejido es muy grande o profunda, puede dar lugar a síntomas persistentes, en raras ocasiones puede causar complicaciones graves, como por ejemplo una obstrucción intestinal o peritonitis.

Si la operación de ligadura de trompas ha salido sobre el previsto el ciclo menstrual de la mujer se mantendrá igual, aunque pueden aparecer cambios en lo que refiere a la duración y la intensidad, pese a que la operación, normalmente, no tiene ningún efecto sobre la regulación hormonal. Si durante el procedimiento, sin embargo, se ha lastimado el tejido peritoneal, el que controla la estructura de protección de los ovarios, el útero y las trompas de Falopio puede conducir a una  escasez de sangre y un inicio prematuro de la menopausia.

Por estas razones, es importante valorar y hablar con la pareja, todos los detalles de la intervención, los riesgos y las posibles consecuencias de la ligadura de trompas. Igualmente será necesario una charla detallada con el médico, sobre las consecuencias de los procedimientos y aclarar los efectos a largo plazo en una futura planificación de la familia.

Fiabilidad de la ligadura de trompas

La ligadura de trompas se considera una forma muy efectiva para prevenir el embarazo de manera permanente. El índice de Pearl, que indica la seguridad de un método anticonceptivo, señala que la efectividad de este proceso es de 0,2 a 0,3. Esto significa que sólo alrededor de una operada por 500 mujeres, a pesar de la intervención sigue siendo fértil. Para que puedas hacerte una idea el índice de Pearl de la píldora anticonceptiva es de 0,1 a 0,9.

En raras ocasiones sucede que tras una ligadura las trompas de Falopio  se abran de nuevo y puedan volver a ser efectivas en la conducción. Una fertilización en estos casos conduce en un 30% de los casos a un embarazo ectópico, que no puede ser llevado a cabo.

¿Puede revertirse una ligadura de trompas?

A diferencia de la esterilización masculina una ligadura de trompas es realmente irreversible, es decir, no se puede deshacer. Hay recientes avances científicos que ofrecen la posibilidad de restaurar la fertilidad. Este proceso puede realizarse a través de una sección abdominal y con largos y lentos procedimientos de micro-quirúrgica que no todos los cirujanos pueden realizar. Las posibilidades de éxito de esta intervención dependen en gran medida del método utilizado en la esterilización.

Muchas mujeres experimentan un sentimiento de pena o de culpa tras la esterilización. Y es que no son pocos los casos en que la ligadura de trompas conlleva problemas psicológicos. Es por eso que realizar una consulta detallada y un análisis intensivo de las consecuencias antes de la intervención es sumamente importante. Igualmente los médicos desaconsejan hacer una ligadura de trompas antes de los 35 años.

¿Cuánto cuesta una ligadura de trompas?

Los costos pueden variar de un médico a otro, pero por lo general la intervención asciende a alrededor de 700 €.