Consultar al médico sobre fertilidad

Si a pesar de haberlo intentado durante varios meses, no has conseguido quedarte embarazada, la inquietud y la inseguridad pueden comenzar a crecer. Te contamos cuándo y a qué médico deberías ir para tratar la fertilidad y plantearse la inseminación.

"¿Somos estériles? ¿No podemos tener hijos?“ Cuando una pareja se formula estas preguntas, al tiempo se comienza a preguntar si debería ir a ver a un médico de fertilidad. Los normal es tomarse un tiempo de unos dos años antes de recurrir a éste. Si sois muy impacientes, creéis que ya habéis esperado bastante, habéis tenido infecciones, operaciones o problemas hormonales, podéis ir al médico  de fertilidad en el momento que estiméis oportuno.

¿A qué médico de fertilidad deberíamos ir?

Lo primero es ir a ver al ginecólogo o, en el caso de que el problema lo tenga el hombre, a un andrólogo o urólogo. Vuestro médico os dará algunos consejos pero, si no consigues quedarte embarazada, os informará de las terapias que existen y de los médicos en fertilidad, especialistas en reproducción que podrían ayudaros a acabar con vuestro problema. En los últimos años se está desarrollando en medicina esta especialidad médica ligada a los hábitos que estamos adoptando los humanos: no tener hijos antes de los 30 y vivir en medio del estrés constante, son dos de las razones principales.

Weitere Artikel

Confiar y sentirse seguros

El éxito de la inseminación está relacionado con la mente de las persona. Si no os da buena sensación el médico de fertilidad o la terapia recomendada, podéis plantearos un cambio. No sólo es importante el porcentaje de positivos que consigue un médico, sino también cómo os sentís en sus manos. Deberíais sentiros bien. Ten especial cuidado con que se tome el tiempo necesario sobre los usos y los riesgos que cada método conlleva. Debe aclararos siempre vuestras dudas. Pregunta a tu ginecólogo o pregunta a otras mujeres con el mismo problema sobre a qué médico de fertilidad acudieron o acudirían. Te deseamos mucha suerte en tu elección.

Preparar la visita al médico de fertilidad

Al acudir a un médico de fertilidad, en las primeras consultas y durante el proceso de reprducción asistida, tú y tu pareja tendréis que responder  a bastantes preguntas. Cuestiones acerca del ciclo de la menstruación y del historial médico, sobre costumbres alimenticias, sobre tu pareja y sobre vuestra sexualidad. Hazte una idea general:

Preguntas ginecológicas:

  • Regla (primera regla, duración y frecuencia de tus periodos, etc.)
  • Costumbres sexuales (frecuencia y problemas sexuales)
  • Utilización de métodos anticonceptivos
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Operaciones o tratamientos en el útero
  • Embarazos anteriores
  • Miomas

Preguntas médicas

  • Enfermedades crónicas (diabetes, asma, artritis, etc.)
  • Tratamientos contra el cáncer
  • Infecciones de la orina crónicas
  • Toma de medicamentos o remedios naturales
  • Alegia a medicamentos

Datos personales

  • Modo de vida y alimentación (dieta, actividad corporal, si fumas, tomas alcohol u otras drogas, etc.)
  • Peso corporal (cambios repentinos de peso)
  • Posibles contaminantes en el área donde uno vive o trabaja

¿Qué preguntar a un médico de fertilidad?

Antes de ir a hablar con el médico de fertilidad deberíais preguntaros qué cuestiones hay en vuestro interior sin resolver. Tendría sentido hacer una lista antes de la visita, en la cual estén los puntos más importantes que deseáis tratar con el médico sobre fertilidad. No deberíais hacer preguntas sin reflexionar antes qué queréis saber exactamente. Es importante que cuando elijas el médico de fertilidad, te decidas por uno que se tome tiempo para atender a sus pacientes. Muchas consultas trabajan con psicólogos que organizan terapias de grupo o que ofrecen la enseñanza de técnicas de relajación. Por eso es impotante que os toméis un tiempo para decidir sobre métodos, riesgos y usos de una reproducción asistida.