Infertilidad inmunológica

En algunos casos es el propio sistema inmune el que evita el embarazo, se trata de la infertilidad inmunológica. Lée cómo es posible que esto ocurra y qué posibles tratamientos existen para este problema.

Hablamos de infertilidad inmunológica cuando un hombre o una mujer producen anticuerpos que evitan el embarazo, al sentir el esperma como un cuerpo extraño e interpretarlo como una amenaza contra la cual el cuerpo ha de luchar.

Lucha contra el semen

En algunas mujeres se desarrollan en el propio cuerpo una serie de anticuerpos en la sangre contra el semen de la pareja, crea una defensa inmunológica que provoca infertilidad. Una enfermedad autoinmunitaria de estas características conduce a que no se produzca la fecundación.

Weitere Artikel

Infertilidad inmunológica en el propio cuerpo

En el hombre puede ocurrir que su cuerpo luche contra su propio esperma. Cuando de produce un contacto del esperma con la sangre, como en el caso de heridas en la zona genital, el cuerpo puede reaccionar como si de una infección se tratase. La consecuencia es que el esperma se vuelve más denso y su capacidad de movimiento se reduce. Este seria otro tipo de infertilidad inmunológica, pues desciende considerablemente la capacidad para concebir. Un ataque del propio sistema inmunológico puede conducir a una infertilidad pasajera o crónica.

Sistema inmunitario inseparable

Una forma de la infertilidad inmunológica se basa en la unión del sistema de defensa del hombre y la mujer. En esta "incompatibilidad inmunológica", como se conoce en términos médicos, el cuerpo de la mujer genera una sensibilidad y una serie de anticuerpos en el útero que luchan contra el esperma del hombre. Ello conlleva a que no tenga lugar ninguna fecundación. En otros casos será combatido el embrión, ya que la causa está en mas o menos la mitad del material genético del padre. La consecuencia de la infertilidad inmunológica en estos casos es el aborto.

Diagnóstico y tratamientos posibles de la infertilidad inmunológica

Para diagnósticar una infertilidad inmunológica basta con un análisis de sangre, con el cual se buscan determinados anticuerpos. Uno de los tratamientos posibles es llamada "inmunización activa". Otras veces, se plantea una fertilización in vitro. Si te han diagnosticado una infertilidad inmunológica a ti o a tu pareja, deberías informate de los diferentes métodos de tratamiento que existen.

Una infertilidad inmunológica se da por suerte en pocos casos. Aún así no te agobies si este es vuestro caso. Ante un diagnóstico de infertilidad inmunológica antes de todo debes mantener la calma y dejar que el ginecólogo o el profesional sanitario que os atiende os aconseje la mejor opción. Actualmente hay muchas maneras distintas de conseguir un bebé, y una esterilidad inmunológica no tiene por qué impedir vuestro deseo.