Infertilidad masculina

Cuando una pareja no puede tener hijos, en un 40% de los casos se debe a una infertilidad masculina. Qué razones hay para que se produzca una infertilidad masculina las descubrirás aquí.

La infertilidad masculina y femenina en los países industrializados ha aumentado considerablemente en las últimas décadas. En el oeste de Europa se estima que en la actualidad una de cada 6 parejas es infértil. Las razones de esta infertilidad es tanto masculina como femenina. En la infertilidad masculina en la mayoría de los casos, se debe a una baja calidad de esperma, o a la oclusión de los conductos deferentes. Las causas de ambos problemas pueden ser muy diferentes.

Infertilidad masculina por la producción de semen

Un motivo para la infertilidad masculina puede deberse a un fallo en la producción de semen. Si el líquido del semen tiene una concentración muy baja de espermatozoides por centímetro cúbico, o bien éstos no se mueven suficientemente, la fecundación natural no será posible.

Causas posibles para la mala calidad del semen
Una mala calidad del semen puede darse debido a las varices, o a problemas concretos en los testículos, bien de nacimiento bien adquiridos. También puede deberse a haber padecido paperas de niño. También una herida, o el consumo excesivo de alcohol, nicotina u otras drogas puede desmejorar la calidad del semen y provocar infertilidad masculina.

Los problemas con la calidad del semen
Una de las razones para la infertilidad masculina puede ser una producción deficiente de espermatozoides en los testículos. Si el semen tiene muy pocos espermatozoides, no hay suficientes espermatozoides o no se mueven lo suficiente, la fertilización mediante un proceso natural es poco probable. A menudo se observan estos síntomas debido a el síndrome de oligo-asteno-teratozoospermia (síndrome OAT). Para obtener información sobre la calidad de los espermatozoides se requiere un examen médico del líquido seminal. Mediante un seminograma la calidad del semen se analiza. Las causas de la baja calidad del semen no se encuentran en este análisis, para determinarlas se necesitan normalmente nuevos exámenes. Una infertilidad masuclina por mala calidad de semen puede deberse a las siguientes razones:

Weitere Artikel

  • Testículo no descendido: Los problemas con la calidad del esperma masculino pueden ser congénitos. Actualmente a los niños se les controla des del embarazo, también su zona genital, pero hace unos años no era así, y algunos nacieron con un testículo no descendido. Si no se trataba a tiempo, como se hace ahora, los conductos inguinales quedan taponados y esto impide la correcta producción de esperma provocando así infertilidad masculina. En los conductos inguinales, no hay, por desgracia, la temperatura necesaria para la producción de esperma. Sólo en el escroto hay las condiciones perfectas.
  • Factores genéticos: En muy pocos casos la infertilidad masculina por mala calidad del esperma se remonta a una predisposición genética. Una predisposición genética poco frecuente puede ser por ejemplo el síndrome de Klinfelter, en la que el hombre tiene un cromosoma X de más y por lo tanto genera menos hormonas masculinas necesarias para la producción del semen. Sin embargo, otros cambios en el material genético puede tener una influencia sobre la fertilidad masculina.
  • Varices testiculares: En otros casos raros, algunos hombres presentan varices en los testículos. Los médicos creen ahora que los vasos sanguíneos de las venas varicosas pueden aumentar la temperatura en los testículos y por lo tanto afecta negativamente a un componente importante en la producción del esperma. Por desgracia, todavía no hay recomendaciones claras de tratamiento ante esta causa de infertilidad masculina.
  • Globozoospermia: Otro caso raro en problemas de esperma causantes de la infertilidad masculina es la ausencia de acrosoma. Con esta protección el espermatozoide puede penetrar con facilidad al óvulo. Sin ese “caparazón” de enzimas no puede fecundar el óvulo. Sin embargo en estos casos se puede recurrir a la fecundación artificial, aunque con menos probabilidades de éxito que en otros casos.
  • Paperas: La enfermedad de las paperas, lamentablemente, puede tener consecuencias trascendentales para la calidad dele sperma. Un hombre que haya estado enfermo de paperas después de la pubertad, puede habe padecido una inflamación de los testículos que impide que pueda producir esperma. En este caso la infertilidad masculina es bastante grave, las perspectivas de tratamiento no son muy buenas.
  • Alcohol y nicotina: Algunos estudios médicos sugieren un claro vínculo entre el consumo excesivo de alcohol y la nicotina, y la infertilidad masculina por mala calidad del esperma. Ante el deseo de un embarazo debe evitarse su consumo tanto como sea posible.

Infertilidad masculina inmunológica

En casos raros el cuerpo masculino puede desarrollar anticuerpos contra el propio semen por comprender que este es un cuerpo extraño al que hay que combatir, provocandose a sí mismo la infertilidad masculina. Es lo que se conoce como incompatibilidad inmunológica, a través de la cual el esperma del hombre es combatido en el cuerpo de la mujer. Se producen anticuerpos, que creen que el esperma es un cuerpo extraño cuando éste entra en contacto con la sangre.

Oclusión del conducto deferente

La razón para una infertilidad masculina puede ser que el esperma no pueda dejar el cuerpo del hombre para fecundar el óvulo. En ese caso se trata de una oclusión del conducto deferente que puede deberse a varias razones:

  • Esterilización: Los casos más comunes de la insuficiencia en el “transporte” de los espermatozoides y consecuente infertilidad masculina se producen después de una cirugía de esterilización (vasectomía). En este caso, el conducto deferente se corta y, a veces, incluso se retira un fragmento. La vasectomía pueden ser invertida quirúrgicamente. O sinó se puede toma directamente el esperma de un testículo para fertilizar un óvulo en el cuerpo de la mujer o en un tubo de ensayo mediante una inseminación artificial.
  • Enfermedades Congénitas (fibrosis quística, por ejemplo): Algunas enfermedades genéticas como la fibrosis quística, puede impedir que los conductos deferentes puedan transportar los espermatozoides provocando así una dificultad o una infertilidad masculina. Esto también puede ocurrir a los hombres que son portadores de esta enfermedad sin presentar los síntomas directamente. De nuevo mediante una fertilización artificial es posible concebir un bebé.
  • Inflamación: También las inflamaciones puede conducir a la oclusión de los conductos deferentes. Especialmente una inflamación puede ser provocada por una infección con una enfermedad de transmisión sexual, por ejemplo clamidias. Si el conducto queda pegado solo por un lado, puede que algunos espermatozoides consigan salr igualmente, pero la cantidad es mucho menor. Este "tipo" de infertilidad masculina también puede procederse a una extracción de espermatozoides y a la inseminación artificial.

Posibles tratamientos de la infertilidad masculina

Si se produce una infertilidad masculina, hay diferentes posibles tratamientos que podrían aplicarse. Las varices pueden ser tratadas mediante cirugía. La calidad del semen es posible mejorarla a través de una fertilización artificial. Solo cuando en el líquido seminal no se encuentra ningún espermatozoide vivo, se descarta la posibilidad de una fecundación. En ese caso, el deseo de ser padre tan solo podrá ser resuelto mediante una inseminación o a través de una adopción.

recuerda que la infertilidad masculina tiene  muchos grados y muchas variaciones. Ante el diagnóstico de una esterilidad no debéis agobiaros. Hablad con un especialista en infertilidad masculina, que contemple vustro caso, lo valore y os proponga las mejores soluciones. Un diagnóstico de  infertilidad masculina no es el final de la paternidad.