La endometriosis

La endometriosis es uno de los problemas ginecológicos más comunes en las mujeres. Sus síntomas más comunes son los dolores y, lamentablemente, la infertilidad. Infórmate un poco más acerca de la endometriosis y de cómo hacerle frente.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis consiste en el crecimiento del tejido interno del útero, fuera del útero. Normalmente, estos tejidos nos son malignos ni cancerígenos; simplemente son tejidos que crecen fuera de su lugar común.

Síntomas de la endometriosis

Las mujeres que padecen endometriosis, pueden padecer de menstruaciones tan dolorosas que su vida cotidiana se ve afectada. Pueden tener también sangrado interno, inflamación, dolor al orinar, fatiga crónica, mostrarse débil ante infecciones, alergias…

La endometriosis es una causa de los problemas de fertilidad, ya que el tejido se hace viscoso, dificultando la tarea de los espermatozoides.

Weitere Artikel

Causas de la endometriosis

Todavía se desconocen las verdaderas causas por las que se genera la endometriosis. Puede haber causas genéticas, desórdenes autoinmunes, retraso del flujo menstrual, defectos de nacimiento o incluso contaminación ambiental (consumo de tampones, filtros de café o toallitas blanqueados con dioxina o derivados).

Esta enfermedad es difícil de reconocer. Para poder detectar la endometriosis, se realiza una prueba llamada laparoscopia, una prueba que requiere una intervención quirúrgica menor que se lleva a cabo con anestesia. Se distiende el abdomen de la mujer con dióxido de carbono para ver los órganos mejor; una vez distendido, se hace una pequeña incisión en el abdomen para introducir un tubo con un telescopio muy pequeño llamado laparoscopio.

Así, el médico puede examinar el estado de los órganos abdominales y detectar la presencia de los tejidos de la endometriosis. Esta enfermedad puede desaparecer con la menopausia, aunque no en el cien por ciento de los casos.

Tratamientos de la endometriosis

Uno de los tratamientos de la endometriosis se basa en la toma de hormonas para interrumpir el proceso de ovulación, remitiendo la enfermedad durante el tratamiento o incluso durante meses o años. La intervención que te hemos explicado arriba (la laparoscopia) también puede servir para eliminar los tejidos ya existentes aunque existen posibilidades de que reaparezca.

El embarazo, también puede remitir los síntomas de la endometriosis. En caso de infertilidad, si tus trompas permiten el paso de los espermatozoides hacia los óvulos, puedes intentar varias inseminaciones (no más de cuatro); si no resultan, también puedes probar la fecundación in vitro.