Ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es una de las enfermedades más comunes relacionadas con las hormonas. Es una de las causas más comunes conocidas de la infertilidad femenina y es por lo tanto a menudo diagnosticado ante casos de infertilidad. Qué son exactamente los ovarios poliquísticos y cómo puede tratarse lo puedes encontrar aquí.

¿Qué es el síndrome de ovarios poliquísticos?

Los ovarios poliquísticos se dan cuando hay una disfunción de los ovarios, que es causada por un trastorno del equilibrio hormonal femenino. Los altos niveles de hormonas sexuales masculinas en el cuerpo de la mujer afectan a la maduración de ovocitos y la ovulación. Muchas veces se interfiere el periodo menstrual. Las causas de este trastorno hormonal todavía no son muy claras.

Signos de los ovarios poliquísticos

El síndrome de los ovarios poliquísticos no tiene un diagnóstico individual, sinó que se suelen juntar distintos síntomas que  se resumen bajo el síndrome de ovarios poliquísticos. A menudo el punto de partida para empezar a analizar si se trata de este síndrome es analizando los síntomas. Un síndrome de ovarios poliquísticos se puede diagnosticar bajo los siguientes síntomas:

Weitere Artikel

  • Ovarios poliquísticos: El exceso de hormonas masculinas en la sangre de las mujeres conduce a un círculo vicioso de mal reparto de hormonas. Las hormonas sexuales masculinas llamadas andrógenos se convierten en estrógenos en el cuerpo de la mujer y se reparten en él independientemente del ciclo menstrual natural. El ciclo y con él la maduración de ovocitos se interrumpe y eso conduce a la formación de numerosos folículos que secan y se acumulan allí como pequeños quistes benignos.
  • Anovulación: Debido a la perturbación del equilibrio hormonal y la falta de ovulación, puede suceder que el ciclo de la mujer se extienda hasta 35 días, más aún o incluso inhibirlo por completo. A partir de aquí sigue el mismo círculo explicado más arriba, ya que la falta de períodos menstruales lleva a la producción de más hormonas masculinas y esta alteración se refuerza por sí misma. Los procesos para reforzar así sucesivamente. Los ovarios poliquísticos que causan este trastorno del ciclo en última instancia, pueden conducir a la infertilidad.
  • Hiperandrogenismo: La alta concentración de hormonas sexuales masculinas en la sangre provoca que muchas mujeres les cambie la apariencia externa, pareciéndose más a los hombres. Por lo tanto, en buena parte de los casos de ovarios poliquísticos, se puede aumentar el crecimiento del vello corporal especialmente en el área de la cara y el pecho, conocida como hirsutismo. Incluso el comienzo de la pérdida del cabello puede ser un síntoma de síndrome de ovario poliquístico.

Otros señales de síndrome de ovarios poliquísticos son el acné, piel grasa y el exceso de peso. Este último puede ser un factor que influye en la aparición de los síntomas, y una consecuencia de los mismos, debido a que con el aumento de peso también aumenta la probabilidad de padecer resistencia a la insulina. A través de esto, las células no pueden absorber suficiente glucosa de la dieta provocando síntomas de deficiencia. Este estado el cuerpo intenta compensarlo creando más insulina que genera el soprepeso. La insulina, pero, tiene una influencia significativa en el funcionamiento de los ovarios, que reaccionan a los excesivos niveles de insulina con el aumento de la secreción de andrógenos.

Cambios externos por el síndrome de ovarios poliquísticos

Debido a los cambios externos (sobretodo por el hiperandrogenismo) se producen en muchas mujeres graves problemas psicosociales, ya que ven en sí mismas reducidas  su calidad de vida y por ello la satisfacción en su sexualidad. Por ello el síndrome de ovarios poliquísticos es más que un problema de fertilidad. De todas formas no se debe descartar la probabilidad de un embarazo espontáneo, por improbable que parezca.

Detectar el síndrome de ovarios poliquísticos

El ginecólogo hablará primero contigo para realizar una historial clínico de tu evolución, para determinar si hay trastornos menstruales y posible infertilidad. Ambos pueden indicarse con algunos de los síntomas de ovarios poliquísticos.  Luego realizará un estudio en profundidad con distintas pruebas para buscar los síntomas típicos del síndrome de ovarios poliquísticos. Se suelen llevar a cabo los siguientes procesos:

  • Examen físico: Durante el examen externo, el médico busca signos evidentes del síndrome de ovarios poliquísticos, como el crecimiento del cabello, la obesidad y los problemas en la piel.
  • Ecografía vaginal: El examen de ultrasonido puede determinar si los ovarios son más grandes y también se pueden apreciar los quistes, que suelen ser dispuestos como cuentas de un collar. Cuando estos quistes ocurren en ambos lados, suele afirmar el diagnóstico de ovarios poliquísticos.
  • Pruebas hormonales: Los exámenes de sangre permiten revisar los niveles hormonales y si finalmente se encuentran niveles elevados de andrógenos o de insulina que indiquen el síndrome de ovarios poliquísticos..

En caso de que en las pruebas hormonales se encuentre la presencia de hormonas masculinas en el cuerpo de la mujer, por lo general se desarrolla investigación más exhaustiva para localizar la producción de andrógenos y descartar si es el caso que los niveles elevados se deben a la sobre-o mal funcionamiento del riñón o a unos ovarios poliquísticos. También se realiza en muchos casos una prueba de tolerancia a la glucosa, junto con el examen del nivel de insulina, especialmente en pacientes obesos.

Tratar el síndrome de ovarios poliquísticos

Debido a que el síndrome de ovarios poliquísticos no presenta un mismo cuadro patológico en todas las pacientes, el tratamiento depende también de los síntomas individuales.

  • Si los síntomas son causados principalmente por un exceso de peso, esto puede ser fácilmente subsanado mediante una reducción de peso. A menudo es suficiente reducir entre un dos y un cinco por ciento de peso corporal a fin de lograr el objetivo deseado. Para conseguir bajar de peso, las mujeres deben procurar evitar los carbohidratos puesto que son fácilmente convertibles en grasa.
  • Con el fin de suprimir los síntomas androgénicos del síndrome de ovarios poliquísticos se administra una píldora anti-baby con un componente antiandrogénico. La producción excesiva de hormonas masculinas se suprime y se regula el ciclo.
  • Incluso si existe el deseo de tener un bebé, se prescribirá una píldora anti-baby para equilibrar el ciclo y las hormonas. Con esa píldora se puede regular el sangrado además de prevenir un un engrosamiento permanente del revestimiento del útero.
  • Se sigue generalmente el tratamiento de los ovarios poliquísticos con un fármaco de clomifeno. El fármaco inhibe la producción de estrógenos, favoreciendo así la maduración de ovocitos y la ovulación puede tener lugar aunque de forma sintética. En este punto, también es posible una inseminación artificial.
  • Otra forma de tratamiento médico del síndrome de ovarios poliquísticos consiste en tomar un remedio para la diabetes la metformina. El fármaco aumenta el efecto de la insulina endógena y mejora la absorción de glucosa a las células. Así puede resolvere la sobreproducción de insulina y su efecto negativo sobre la función de los ovarios. Un tratamiento combinado con metformina y clomifeno es en muchos casos más eficaz.
  • Si la sobreproducción de andrógenos es causado por las glándulas suprarrenales, existe la posibilidad de tomar un fármaco anti-inflamatorio para regular la sobreproducción.
  • Si no hay mejoría con ninguno de los tratamientos, mediante un procedimiento quirúrgico, se puede extraer una porción de tejido ovárico y para reducir los andrógenos. Este tratamiento de los ovarios poliquísticos se utiliza muy pocas veces y por lo general se debe contemplar sólo como una última alternativa.

Importante: Si bien los síntomas de ovarios poliquísticos en algunas mujeres son muy débiles y no se sienten afectadas por ello, unos niveles mantenidos alterados de hormonas pueden tener consecuencias a largo plazo, tales como diabetes, problemas cardiovasculares, presión arterial alta, ataque al corazón o cáncer uterino. Se recomienda que consultes a un médico y realizar un tratamiento precoz de los síntomas de ovarios poliquísticos.

Más información

Para obtener más información acerca de las causas de la infertilidad masculina y femenina puedes consultar nuestra sección Infertilidad. Más acerca de los métodos naturales para ayudar al embarazo puedes encontrarlo en  Quedar embarazada. Los métodos médicos de conseguir el embarazo te los contamos en detalle en la sección Reproducción asistida.