Seminograma

Mediante un seminograma, una prueba de esperma, un médico puede analizar la calidad del semen masculino. Los resultados del seminograma permiten detectar anormalidades en el esperma que pueden explicar la infertilidad. Cómo de preciso puede ser un seminograma y qué información proporciona lo puedes saber en este artículo.

El seminograma

Aproximadamente en el 40% de los casos de parejas que son infértiles, la causa del problema reside en el hombre. Para determinar las causas de la infertilidad temporal o permanente en los hombres se realiza un detallado análisis de semen. Sus resultados proporcionan información sobre diversos factores que pueden tener un impacto sobre la fertilidad y se presentan en un seminograma o espermiograma. El seminograma proporciona una visión general de las propiedades del semen y ayuda a evaluar las posibilidades de la fecundación, ya sea de forma natural o precisando inseminación artificial.

La obtención de la muestra de semen

La muestra de esperma, que es la base del seminograma, se obtiene por masturbación. Por lo general, en las consultas urológicas o de especialistas en fertilidad y tratamientos de inseminación disponen de una sala para realizar esta acción. Si no es el caso y no hay forma que la muestra pueda ser tomada, con tranquilidad, la muestra para els eminograma se puede hacer en casa pero teniendo en cuenta que debe ser analizada en el laboratorio durante las dos horas posteriores a la eyaculación.  Igualmente durante el transporte de la muestra debe procurarse que no se alteren las condiciones del esperma, manteniendo el calor de la temperatura corporal por ejemplo llevando el recipiente dentro del bolsillo, para que en el seminograma los valores no estén distorsionados.

Antes de obtener la muestra, el paciente debe realizar abstinencia entre tres y cinco días, para garantizar la mejor calidad de los espermatozoides en la eyaculación. Con cada eyaculación se reduce el número de espermatozoides ya formados en el epidídimo y se tarda varios días en reponer la cantidad necesaria. Por lo tanto se recomienda realizar a consciencia el corto período de espera para que haya tantos espermatozoides sanos como sea posible. Una abstinencia de más de cinco días no mejora los resultados, incluso demasiado tiempo de espera es incluso peor para un seminograma ya que los espermatozoides pierden movilidad.

Weitere Artikel

¿Cómo y porqué se analiza el semen?

Una vez  la muestra de esperma se ha obtenido sin problemas y llega al laboratorio, se inicia el análisis. Dadas las características de la eyaculación en el seminograma se evaluan todas sus características partiendo de unos resultados estándar establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pasos del seminograma

  • Como primer paso se analiza el tiempo de licuefacción del semen. Después de unos 15 a 30 minutos debe cambiar la textura y consistencia de gelatinoso a líquido. Si la licuefacción no se produce después de una hora, se puede hablar de un trastorno de hiperviscosidad. Esto significa que los espermatozoides debido a la falta de licuefacción no se pueden desplazar suficientemente rápidos en el cuerpo de la mujer y no pueden llegar a la meta. El esperma puede ser tratado en algunos casos con enzimas específicas y la fertilización in vitro se realiza por inseminación artificial.
  • El siguiente paso del seminograma tiene en cuenta los aspectos más aparentes del esperma, como por ejemplo el aspecto, el olor y el color.
  • La cantidad de semen no debe ser inferior a 2 ml. Es cierto que ese valor no determina absolutamente la existencia o no de infertilidad masculina, ya que el esperma está formado sólo por uan cantidad de entre el 3 y el 5 por ciento de los espermatozoidesm, el resto se trata de las secreciones de líquido de la próstata, el epidídimo y las vesículas seminales. Este último representa entre un 60 y un 70 por ciento del líquido seminal. Tiene que sumársele la secreción de proteínas, principalmente fructosa, que proporciona la energía a los espermatozoides para moverse.Si en la eyaculación se recoge muy poco esperma, puede deberse a un trastorno en la vesícula seminal y conllevar efectos negativos sobre la motilidad espermática y por lo tanto explicar una reducción de la fertilidad.
  • Después de los estudios mencionados, en el último paso del seminograma los espermatozoides se observan al microscopio. Con este fin el semen se licua y se mezcla y una cantidad determinada se analizará en una cámara de recuento específico bajo el microscopio. De los valores obtenidos se puede calcular de nuevo la concentración de espermatozoides en el eyaculado completo. Por otra parte, la forma de los espermatozoides y su vitalidad y la movilidad será también analizada.

Para este tipo de análisis de semen actualmente no hay alternativa, porque las pruebas rápidas existentes sólo verifican algunos parámetros concretos, y no proporcionan una visión global de la calidad y las propiedades de los espermatozoides. El seminograma es la prueba más completa.

Parámetros a analizar en el seminograma:

  • Licuefacción: si no se produce a tiempo puede mostrar una disfunción a nivel de la próstata
  • Viscosidad: el semen licuado debe ser un poco más viscoso que el agua
  • Volumen: el volumen normal tras un periodo de 3 a 5 días de abstinencia es de 2-6 ml
  • Color: el color habitual del semen es blanco opalescente, ligeramente amarillento
  • Ph: varía entre el 7,2 y el 8,2
  • Concentración: el valor normal es de 20 millones/ml o 40 millones/eyaculado
  • Movilidad: imprescindible para que puedan llegar a las trompas de Falopio y fertilizar el óvulo
  • Vitalidad: hay una prueba para distinguir entre los espermatozoides vivos y muertos
  • Morfología: el espermatozoide debe tener la cabeza oval, sin defectos en el cuello, pieza media y cola. En un espermiograma normal debe haber más o igual del 14% de espermatozoides normales.

Atención: se trata de valores/observaciones estándar, debe ser siempre un médico quién determine qué es normal y qué no lo es.

¿Qué muestra el seminograma?

Finalmente, y tras todas las pruebas, con el seminograma se pueden resumir todos los detalles y características del semen. Este análisis es el médico quién lo interpreta y puede evaluar su fertilidad.

  • Una disminución en la calidad del esperma (Oligoastenoteratospermia conocido también como OAT), por ejemplo muy pocos espermatozoides, poco móviles o incluso malformaciones, que pueden ser diagnosticados y tratados
  • En un seminograma también se puede ver una infección de las vías seminales. Si hay demasiados glóbulos blancos (leucocitos) en el eyaculado, indica que hay inflamación. Se puede tratar tratados con antibióticos.
  • Por otra parte, los seminogramas pueden determinar también si hay anticuerpos contra el mismo semen. Estos anticuerpos lo que hacen es atacar a los espermatozoides y destruirlos. El resultado es la infertilidad del paciente. En tal caso se realiza una biopsia testicular y se toman los espermatozoides directamente del tejido testicular con el fin de utilizarlos para la inseminación artificial.

En términos generales, un seminograma sólo proporciona una visión general del estado actual del paciente y no representa los valores absolutos. Por lo tanto, el análisis de semen debería repetirse cuatro semanas después, antes de iniciar un tratamiento específico, que dependerá de la gravedad de infertilidad. En la mayoría de los casos que no es aguda y por lo tanto se puede tratar con medicamentos o preparados hormonales, luego puede procederse a una inseminación artificial por ejemplo por fecundación in vitro  o con una ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).