Niño o niña

¿Niño o niña? Hay un montón de teorías acerca de las influencias en el sexo del bebé. ¿Quién determina el sexo? ¿La madre o el padre? ¿Puede escogerse niño o niña? Te lo contamos en este artículo.

¿Cómo se decide si el bebé es niño o niña? En principio, esto depende totalmente de la competencia de los espermatozoides. Si se trata de un niño o una niña lo determinará el primero que llegue a la recta final, no hay una receta. La gente siempre ha tratado de influir en el sexo del bebé, hay muchas creencias y tradiciones sobre ello. Hoy en día, pero, sabemos que el sexo del bebé está claro desde el principio de la concepción. Está determinado por los cromosomas sexuales de los padres. Los cromosomas son designados de acuerdo a su apariencia como X o Y. La combinación XX es una niña, un niño XY.

Cromosomas X e Y

En el momento de la fecundación, las células sexuales difieren de las otras células del cuerpo, ya que contienen sólo 23 cromosomas. Con la fusión de óvulo y espermatozoide se combina el mismo número de cromosomas femeninos y masculinos y los cromosomas 46, se organizan en 23 pares de cromosomas. Los primeros 22 pares de cromosomas son del mismo sexo y numeradas de acuerdo al tamaño. El número 1 es el más grande y el más pequeño el 22. La pareja de cromosomas 23 es diferente, y es el factor decisivo en la determinación del sexo. Si consta de dos cromosomas es una niña, y niño si tiene un cromosoma X y un cromosoma Y.

Weitere Artikel

Niño o niña: Factores determinantes del sexo

No hay estudios científicos ni ninguna garantia de cómo una pareja puede influir que un bebé sea niño o niña. Aún así hay algunas teorías e hipótesis, como por ejemplo, la teoría del Dr. Landrum B. Shettles de que los espermatozoides femeninos con un cromosoma X son más grandes, más fuertes y más lentos  que los espermatozoides masculinos (con el cromosoma  Y). Añade que se puede influir en el sexo del bebé teniendo en cuenta la ovulación.


Así, si se quiere una niña y no un niño, las relaciones sexuales deben realizarse aproximadamente tres días antes de la ovulación, pues los espermatozoides femeinos pueden sobrevivir más tiempo.  Incluso tener  frecuentes relaciones sexuales alrededor de la fecha prevista, hace que la proporción de espermatozoides femeninos debería aumentar en detrimento de los masculinos. Si los padres quieren un niño y no una niña, el acto sexual debería realizarse  el día exacto óptimo de la ovulación ya que el esperma masculino es más rápido en llegar al óvulo que el femenino. Se recomienda hacer un día de abstinencia sexual justo antes de ese momento escogido, ya que esta parte del esperma masculino aumenta en la eyaculación. Si tenéis curiosidad podéis probar ese método para tener un niño o una niña.